¿Qué son los términos y condiciones de uso? Los términos y condiciones, también conocidos como condiciones de uso y contratación, son elementos que regulan la relación con el usuario respecto al acceso de los contenidos y de los servicios que se ponen a disposición a través de la página web. Dichas condiciones son redactadas unilateralmente por el empresario titular de la página web o tienda online sin posibilidad de que los usuarios tengan capacidad de negociación dado que se trata de contratos de adhesión.

La inclusión detallada en la página web de las reglas que van a regir la relación contractual permiten al usuario conocer cuáles son las responsabilidades que el titular de la web asume respecto del servicio que presta, así como poner en conocimiento del usuario cuáles son sus derechos y obligaciones por acceder a los contenidos y utilizar los servicios que ofrece la web.

¿Por qué son importantes? La normativa legal exige que el usuario tenga conocimiento de las condiciones de contratación de un producto o servicio, por lo que una redacción incompleta o inadecuada puede dar lugar a la imposición de una sanción por parte de un ente público.

Su importancia también radica en la confianza que genera en los clientes, ya que mientras más conocimiento tenga el usuario de las condiciones del producto o servicio que se ofrecen mayor será su confianza para realizar la adquisición a través de dicha página web.

¿Qué cuestiones deben incluirse en las condiciones? - Datos de identificación:Se debe incluir los datos de identificación del profesional o la empresa titular de la página web o tienda online para que los usuarios tengan conocimiento de la persona con la que contratan y el responsable de la web.

– Responsabilidades: Es relevante que en la página web se establezca de forma precisa las responsabilidades que se asumen, así como las limitaciones de responsabilidad por posibles incidencias que existan en la web.

– Garantías: Es importante dar a conocer al usuario las garantías que tienen por la adquisición de un producto o servicio.

– Producto o servicio objeto de contratación: Debe establecerse de forma clara y precisa cuál es el producto o servicio que puede contratar el usuario a través de la web, además debe incluirse una descripción detallada de las características del producto o servicio a contratar.

– Precios, duración y formas de pago: Debe señalarse si los precios incluyen los correspondientes impuestos, o si la compra está sometida a cargos adicionales como por ejemplo los gastos de envío. Si son contratos que se prolongan en el tiempo señalar el plazo de duración, así como especificar las formas de pago que tiene el usuario y las condiciones a las que se somete el pago de determinado producto o servicio, por ejemplo si es un pago único o mensual, y cuáles son las consecuencias del retraso e impago.

- Recomendaciones En el caso de los usuarios, aunque sea obvio y resulte repetitivo decirlo, es recomendable que lean en su totalidad las condiciones establecidas en la página web, y en caso de dudas respecto a alguna cláusula, contactar con el servicio de atención al cliente de la página web y solicitar aclaraciones antes de la adquisición del producto o servicio con la finalidad de evitar malos entendidos.